Viernes, 21 de Enero 22, 04:58
Bienvenido(a) Visitante | RSS

Zona Positiva

Blog

Inicio » 2016 » Agosto » 18 » EL SÍNDROME DE LA RANA HERVIDA
21:20
EL SÍNDROME DE LA RANA HERVIDA

El síndrome de la rana hervida es un hecho que se utiliza en muchos campos, desde la psicología hasta el cuidado del medio ambiente. Se le llama así porque comienza con una ejemplificación muy fácil de entender: si ponemos una rana en agua hirviendo, esta saltará; sin embargo, si ponemos a la rana en agua fría y la vamos calentando poco a poco, morirá sin darse cuenta. Digamos que es una forma un poco más delicada de decir que las personas nos acostumbramos a las cosas malas hasta un punto en que las vemos normales. Pero, ¿cómo influye esto en nuestras relaciones?

La rana hervida en las relaciones

El síndrome de la rana hervida se puede dar de varias formas: en primer lugar, en un caso que tiene solución –si la queremos–, cuando en una pareja estable y de años, determinadas situaciones negativas o cosas que nos molestan en el otro se van repitiendo con el paso del tiempo y aún así no hacemos nada por cambiar la situación, sino que nos acostumbramos hasta que la relación “muere”. Si bien esto no es saludable –ya que una relación tiene que basarse en el amor, la compañía, la confianza y el respeto mutuo–, es algo que puede cambiarse a tiempo.

Por otro lado, el síndrome de la rana hervida se manifiesta en aquellas personas que viven una relación de maltrato. Si nunca has vivido una situación así, puede que te preguntes cómo una persona llega al punto de dejarse maltratar a unos niveles tan grandes –ya sea físico o mental– y no llega a reaccionar a tiempo, o por qué las personas maltratadas tienen esa relación de dependencia.

Si has vivido la situación, puede que lo entiendas un poco mejor: en general, el maltrato no comienza con situaciones fuertes. En general, el perfil del maltratador es el de una persona amable, que poco a poco va tomando una serie de actitudes poco saludables que implican un maltrato hacia la otra persona. La víctima suele acostumbrarse poco a poco a esto –como la rana al agua cada vez más caliente– para intentar “salvar” la relación. En el mejor de los casos, llega un límite en el que se decide dar fin a la relación.

Las situaciones de agresión más violentas, como los golpes, los gritos y los insultos graves, vienen sucedidos de un período largo de tiempo en el que el maltratador ha desvalorizado a su víctima, ha conseguido un escenario perfecto con pequeños hechos. En la mayoría de los casos de maltrato, hay un cambio lento pero real en el tipo de relación que llevan dos personas.

El síndrome de la rana hervida en otros ámbitos de la vida

Sin embargo, este síndrome puede aplicarse también a otros ámbitos de la vida y la salud en los que el cambio se ve tras un largo período de tiempo. Un ejemplo claro es el cambio en el peso corporal, ya sea subir o bajar.

También sucede con la personalidad, en el cambio climático, en las políticas económicas, y si nos ponemos a pensar, con casi todo en esta vida. Lo importante es ver cómo los cambios que son lentos y graduales a medida no los percibimos, mientras que el cambio brusco sí. En el caso de que la situación sea negativa, lógicamente es malo acostumbrarnos a ella, y llegar a darnos cuenta de que algo está mal cuando, en muchos casos, ya no hay vuelta atrás.

¿Sientes que estás padeciendo el síndrome de la rana hervida? Si es así, por lo menos has conseguido reconocer el primer punto. Ahora, solo hay que armarse de valor para cambiar la situación. ¡Mucho ánimo!

Fuente: www.imujer.com

Categoría: Psicología | Vistas: 882 | Agregado por: CRoWLeY | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden agregar comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Menú
Facebook
Calendario
«  Agosto 2016  »
LuMaMiJuViSaDo
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
Nuestra encuesta
Calificar mi sitio
1. Excelente
2. Bien
3. Regular
4. Mal
5. Pésimo
Total de respuestas: 23
Estadísticas

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Búscar