Lunes, 01 de Marzo 21, 00:26
Bienvenido(a) Visitante | RSS

Zona Positiva

Blog

Inicio » 2021 » Febrero » 11 » Biodescodificación: La relación con el padre
18:34
Biodescodificación: La relación con el padre

La relación con mi padre. ¿Soy alérgico a mi padre?

Hay una  relación simbólica entre el concepto de “padre” y algunos elementos de la naturaleza o alimentos.

Hay mucha gente que dice no tomar café pero sí tomar té, y para fines prácticos. En Biodescodificación es lo mismo, porque hay quien huye de la cafeína sin saber que el té contiene teína, y alerta o despierta igualmente.

Por lo tanto, tomar café o té es lo mismo simbólicamente. Cambiando las palabras té o café por “papá” sería algo así como: tomando papá sí funciono, si tomo papá sí despierto, mi papá matutino nunca puede faltar, amo tomar papá, una taza de papá me tranquiliza, un papá me relaja o me activa.

Así es esto del simbolismo en Biodescodificación, y como este ejemplo hay muchos elementos que nos rodean diariamente y que significan papá:

El té, el café, el Sol, el vino, el aire, el chocolate, el pan, el gluten, el trigo.

Lo importante de saber esto, de conocer esto, es ni más ni menos que encontrar las emociones bloqueadas o contenidas que existen si presentamos alguna alergia a estos elementos o alimentos.

Y como ahora ya sabemos que estos elementos significan PAPÁ, entonces será mucho más sencillo modificar cualquier situación en nuestra vida.

A muchas personas les puede doler la cabeza (no tengo el control, mi papá se impone, no me deja ser, no acepta mis ideas, etc), algunos pueden presentar ronchas o molestias cutáneas (me siento separado de mi papá, quisiera estar más cerca de mi papá, no soporto estar cerca de mi papá o me siento desprotegido con respecto a mi papá), otros pueden padecer intolerancia o diarrea (no digiero a mi papá, no trago a mi papá, me es difícil asimilar a mi papá, etc.)

Y con respecto al papá, tenemos otros elementos que hasta nos “manchan la piel”. El paño, por ejemplo, esas manchas que salen por lo regular en la cara cada vez que nos asoleamos. Justo esas manchas tan oscuras y tan molestas, se deben a una alergia al papá.

Con respecto al trigo, al pan o al gluten, hay que entender una circunstancia importante, y es el hecho de que yo puedo ser amante de los pasteles y del pan dulce, pero si como una pasta con gluten me pongo mal. En estos casos, ya habría que ir más profundo en la historia personal, porque de tratarse de una alergia a un alimento específico, como en este caso la pasta, ya tendríamos que buscar el momento del impacto emocional programante, y a su vez, dado que “alimento” es “mamá”, vivido en la presencia de ambos padres.

No es tan sencillo como pudiera parecer, pero tener una idea de por dónde buscar, es bueno, ¿verdad?

Por otra parte, también es digno de observación, no sólo una alergia, sino un afán de “mucha cantidad” de los elementos o alimentos mencionados. Por ejemplo, esas personas que toman sol sin control, o esas personas que comen mucho chocolate sin parar, o qué tal esas personas que beben más de 5 cafés al día. ¿Estarán buscando tener, sentir, disfrutar, gozar de “más papá”?

Tal vez su papá real ya no está y lo extrañan mucho, o tal vez añoran que su papá vuelva a ser lo que ya no es porque ha cambiado o se ha ido o se ha separado de la madre. O qué tal si me gustaría que mi papá estuviera siempre presente en mi vida y ya no lo está.

Recordemos que en Biodescodificación hay que analizar las dos vías:

- No lo tengo y me falta

- No tolero lo que tengo

Así que no sólo se trata de ser alérgico al padre, sino que también puede representar una necesidad de más padre o de un padre diferente, quizá más fuerte (café expresso) o de un papá más amable (yo quiero un té) o un papá más cálido (yo quiero mi mesa en donde dé el sol).

Ahora bien, es posible que estés pensando “pero yo con mi papá llevo una extraordinaria relación y sin embargo soy alérgico a tal cosa”.

Resulta que para el subconsciente, ese cajón sellado de nuestro cerebro, da lo mismo si la alergia la presento con respecto al padre que me dio la vida, que me engendró, o si es mi padre el tercer esposo de mi madre, o si es mi pareja que es doble por nombre de mi padre, o si es mi profesor de natación que es doble de mi padre por fecha de nacimiento.

Y atención, porque un doble de mi padre puede ser un hombre o una mujer.

Aquí es donde la labor de investigación ya no es sólo de unos minutos una tarde, sino una labor más precisa que requiere toda nuestra atención.

Todos los días convivimos con personas que ante nuestros ojos son ajenas a nuestras vidas o a nuestro crecimiento y desarrollo familiar.

Hay relaciones amistosas, laborales o circunstanciales que de pronto nos hacen sentir un “no soporto a esa persona”, “no me llevo bien con esa persona”, “no me entiendo con esa persona”, “esa persona quiere imponerme su autoridad” o un lindo “adoro a esa persona”.

¿Y quién me dice que mi alergia al chocolate no es precisamente porque me he casado con un doble de mi padre que era un hombre castrante y manipulador?

Y tal vez mi esposo es un amor de persona, me quiere y me trata divinamente, pero aunque mis ojos ven a mi  marido, mi subconsciente lo único que ve es a ese padre al cual son alérgico.

Y así en todos los casos con todos los elementos o alimentos mencionados.

Así que, si tu padre es un amor, es un padre presente, es un padre que ya no está pero que los amó con locura, no te “enfoques” en tu padre si presentas alguna molestia. Busca a “dobles de tu padre”, porque en ellos, en circunstancias vividas con ellos, está la respuesta a tus síntomas.

Y otra más a tomar en cuenta: el árbol genealógico.

Muchas de las alergias al padre se dan por memoria transgeneracional.

Así que también es importante descubrir y revisar a tus dobles en el árbol, porque puede ser que fueron ellos las personas alérgicas a sus respectivos padres y nosotros tan sólo estamos heredando el programa y manifestando el síntoma orgánico.

Sea como sea el caso, lo importante es comprender el motivo por el cual durante tantos años o meses o semanas o días, hemos tenido ciertas alergias a estos elementos y alimentos, de tal modo que podamos liberar rencores, miedos, resentimientos y poder disfrutar de ellos en todo momento y sin molestias.

Es un tema que podría parecer corto y sencillo, pero si de verdad revisamos nuestros gustos o alergias, si de verdad nos regalamos el tiempo para analizar nuestra vida, podemos descubrir aún más de nosotros mismos y eso a la larga nos empodera.

¡Sanar es accionar!

Fuente: Blanca Herrera. Biodescodificación emocional (Telegram)

 

Categoría: Biodescodificación | Vistas: 65 | Agregado por: CRoWLeY | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden agregar comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Menú
Facebook
Calendario
«  Febrero 2021  »
LuMaMiJuViSaDo
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
Nuestra encuesta
Calificar mi sitio
1. Excelente
2. Bien
3. Regular
4. Mal
5. Pésimo
Total de respuestas: 22
Estadísticas

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Búscar